viernes, 15 de julio de 2011

Batman / Joker

Si hay un Batman, tiene que haber un Joker. Sin duda, esa fue una de las conclusiones más interesantes que plantea la obra maestra de Frank Miller, la deslumbrante ‘The Dark Night Returns’. A las caras A de los singles esculpidos en vinilo les pasa lo mismo, siempre tienen un reverso tenebroso. Esa cara B que nació de un descarte, un experimento, un descuido...

Lynn Taitt & The Jets fueron la gran banda de estudio de la era rocksteady en Jamaica, esa que sucedió al ska y dio pie al reagge. Lynn Taitt, guitarrista nacido en Trinidad, fue el arquitecto musical de ese género que dominó la isla desde 1966 al 1968 y que hizo despegar la creatividad de la comunidad musical jamaicana. La culpa la tuvo un golpe de guitarra y una línea de bajo. Pero, como se suele decir, esa es otra historia.

El sello japonés Dubstore anda estos días recuperando viejos singles de Merritone Records, uno de los pequeños sellos que nacieron en la Jamaica rocksteady y que en poco tiempo pasaron a mejor vida. Merritone, subsidiaria de Federal Records (primera disquera jamaiquina), contó con la dirección musical de Lynn Taitt, que firmó a los Jets como su house band.

Lynn Taitt & The Jets, que como la gran mayoría de house bands eran un grupo relegado a firmar las caras B, también tuvo sus propios singles exclusivos. Como aquel que enfrentó a Batman y Joker en las caras A y B de un mismo siete pulgadas. Siendo estos dos mi pareja de superhéroe/supervillano preferida y el rocksteady mi última obsesión, no se me ocurre un modo mejor de ilustrar lo absolutamente cool que es la música jamaiquina de los 60 que con este artefacto rescatado de viejos másters llenos de polvo y que ahora Dubstore sirve en bandeja de plata. Con las canciones les dejo.