sábado, 18 de octubre de 2008

El aniversario del compromiso
por Napartheid

Una radio libre y un gaztetxe, dos vehículos de transmisión. Una pareja reivindicativa y comprometida. Con los tiempos que corren, en los que el movimiento asociativo no pasa por sus mejores tiempos, siempre es una buena noticia hablar de un aniversario como éste. El de dos dinamizadores de la que dicen que es capital de Euskadi. Una ciudad marcada por las informaciones acerca de su Parlamento, Ajuria Enea, y los avatares de su morador, que no es otro que el lehendakari. Y, últimamente, dicen que una ciudad que espera a su tranvía como aquel hijo pródigo que en su día marchó de casa.

Pero hay mucho más tras la etiqueta de patateros y del frío invernal. Y un ejemplo de ello es el aniversario sobre el que hoy toca hablar. Los 25 años de la radio libre Hala Bedi Irratia y los 20 años de vida del Gaztetxe de la colina. Para ello, Gasteiz se vistió de las mejores galas y la gente salió a la calle para valorar el esfuerzo, dedicación y el trabajo que han marcado el día a día de la emisora y del centro autogestionado. Dos ejemplos de supervivencia y coherencia. Lo dicho, una pareja reinvidicativa y comprometida.


Piztu Gasteiz! Okupa tu lugar. Así reza la iniciativa conjunta que engloba el aniversario de estas dos islas en un océano de información interesada, fiel al poderoso. Estos dos granos de arena en un desierto de consumismo, insolidaridad y pasotismo político. Un servidor no pudo estar en la celebración, pero le consta que estuvo marcada por el ambiente festivo y de homenaje a todos los movimientos sociales que han hecho posible que hoy en día sobrevivan estos dos proyectos. Visitas a Zaramaga, barrio obrero que fue escenario de la matanza del 3 de marzo, chocolatada, payasos, bertsolaris, una parodia de un juicio express al gaztetxe y a la radio, una comida popular a la que acudieron más de 500 personas y conciertos de grupos como Green Valley, Deabruak Teilatuetan, Doctor Deseo. Indarrap, banda autora de la canción de la cita, y Piztu Punk-a, una propuesta que contó con la participación de componentes de RIP, MCD, Etsaiak y Obligaciones, fueron el broche final a la jornada.

Desde aquí todo mi apoyo y aplauso a estas dos grandes utopías. Sueña lo imposible, alcanza lo impensable.

Txorionak!!!

3 comentarios:

El Txarro de las Calaveras dijo...

Siempre es una gran noticia saber que las ondas siguen surcadas por piratas honrados...

lutxo dijo...

Y que quedan gaztetxes en los cascos viejos de las ciudades, y tan bonitos como el de vitoria.

iratxo dijo...

y sin techo! (paqué)