sábado, 27 de diciembre de 2008

Manzanas traigo por Demian

En la mirada de un recién nacido se observa la curiosidad más perfecta. Cabe admitir que la vista, de una forma generalizada, es nuestro sentido más discriminador. Comemos con los ojos, se nos van los ojos o nos sacan los ojos. Éstos son sólo algunos de los ejemplos de “lo que hay que ver en esta vida”. Iratxo apuntaló el otro día un interesante debate acerca de la televisión, el cual produjo una edificante discusión a la que me gustaría aportar algunas reflexiones.

Yo estoy convencido de que la revolución sí será retransmitida. La calidad y seriedad de los portales contrainformativos audiovisuales, tanto a nivel estatal como de forma global, acredita a la elaboración de materiales de este tipo como una gran herramienta al servicio de la causa. ¿No es esto televisión?

Asimilar esta negación sería como decir que comer mata. Lo que de una forma masiva y fascista emiten los canales generalistas de televisión es comparable a lo que publican miles de personas en sus periódicos y revistas, basura. Sin nada que envidiar esa casta de tantos y tantos “globertroter” del panorama radiofónico. Por supuesto, se puede juzgar al continente por su contenido, pero no por ello varía el resultado de ninguno de ellos. La televisión, hija bastarda del cine, ha girado sobre si misma y la de mayor calidad está sólo de pasada en los botones de nuestros receptores tradicionales. Aunque esto ha sido casi siempre así.

"En esta puta isla nunca sabremos el final de Los Soprano."

Por ejemplo, el panorama de las series estadounidenses viene estos años a un nivel arrollador. Productos que vienen a demostrarnos que determinados formatos han crecido culturalmente; cierto que verlos en televisión a veces es frustrante y se da a horas intempestivas, pero también tiene mucho de ritual, tanto como leer antes de dormir. Contenidos que, claro está, se pueden descargar de Internet para gozo y disfrute más carnal, pero sigue siendo televisión tanto como una película o una revista lo sigue siendo bajada de la web.

Desconozco la naturaleza laboral de profesiones como la prostitución, la sexación de animales o la de camillero en Gaza. Pero os puedo asegurar que trabajar en televisión es lo más parecido a la sensación que podía tener un soldado durante la I Guerra Mundial.

No obstante, la televisión no es más que un invento más del ser humano que esclaviza a los que la hacemos y a quienes la consumen. Es bastante probable que si los jóvenes dejaran de ver la televisión se produjeran importantes avances en la lucha social, pero no menos que si dejaran de alienarse con el fútbol, los porros y las cervezas. Y quién está dispuesto a renunciar a sus vicios, si los vicios son parte de la historia de la humanidad, la pregunta es ¿Hay consumo responsable? Pero no valen fariseismos, como dijo Pablo Iglesias: “O todos o ninguno”.

2 comentarios:

iratxo dijo...

retransmitamoslo
...

Anónimo dijo...

Llevo tiempo queriendo contestar a este post. Ásí que iré paso a paso para no apretujar las ideas. Lo primero, me parece una excelente reflexión la realizada. Quizás tengas razón en eso de que la televisión (veasé el formato) no tiene que ser malo. Esó si, lo que realmente es una basura, salvo honrosas excepciones, es la programcación. Visto lo visto vale más apagar la televisión para poder ver lo que realmente importan.

Segundo round: Soy de los que piensan que los medios de comunicación,sean cual sean, tienen tres objetivos principales: Informar, formar y entretener. Creo que en este caso cambiar el orden de los factores si que afecta seriamente al producto. La programación, o la televisión, en estos días apenas informa, difícilmente forma y entretiene mal y poco. ¡¡Hasta mi madre, acérrima de la tv dice que no vale para nada!!

Tres y último: En estos momentos me inclino más por el "consumo" de televisión por internet. Es más variado, más amplio y con mucho más jugo. Aun así sigo pensando que en la tele queda mucho por hacer. Pero que se haga bien, por favor.

Ahora que lo pienso.... creo que también me estoy volviendo un vicioso de la red. No paso una noche sin ver alguna peli interesante, actuaciones musicales, revistas o series.

VIVA EL VICIO manque pierda

Haz tu propia televisión!!

Vitoko