domingo, 4 de enero de 2009

año nuevo

"Radiografía del símbolo de la paz", Estudio ZAN

El 2009 ha comenzado con una guerra. O mejor, con otro capítulo especialmente sangriento de una guerra que ya existía. Leyendo los periódicos, blogs, telediarios... parece que están pasando cosas muy importantes en el mundo. Y también parece que cada una de ellas merecería una mención, un recuerdo, un debate...

Sin embargo, la mayoría de las noticias de estos días me resultan, la verdad, bastante deprimentes. No quisiera abrir el nuevo año en guasíbilis hablando de odio, vísceras y de las ruinas que dejan las explosiones. Echen la culpa a la pereza congénita de estas fiestas aburridas y previsibles, o a que el que esto escribe pasa por una etapa especialmente pesimista en cuanto a lo que acontece en este planeta, y no quisiera contagiar de tristeza al lector.

En este blog desarreglado, este nuevo y tortuoso nuevo año empieza con la única canción que realmente significa algo para mí en estos días de cuerpos y corazones mutilados, de suelos llenos de escombros, de ira y sinsentido histórico.


Con el tiempo, aparte de haberse ganado un puesto de honor entre las obras más imprescindibles para cualquier tipo de melómanos, el LP ‘What’s Going On?’ de Marvin Gaye ha quedado como una obra ingenua en cuanto a su mensaje de amor, entendimiento y hermandad entre los humanos.

El propio Gaye murió asesinado por su propio padre, después de una discusión que se saldó con un disparo.

En el siguiente álbum de este dios del soul, su mensaje evolucionó hacia el amor carnal, el físico, el sucio y pegajoso que practican dos (o más) personas. ‘Let’s Get it On’ invita a dejarse de hostias y hacerlo. Follar, copular, fornicar, hacer el amor, chivar, joder, amar, echar un polvo, meter el coche en el garaje. Y hacerlo con ganas, envueltos en sudor, berreando a la luna como un caribú en celo.

Hoy es la única canción que me devuelve las esperanzas. La única que difunde un mensaje en el que creo. Follar mola y, con las debidas precauciones, no mata. Y aunque mal planificado también puede destrozar hogares, bien empleado puede ser una forma inmejorable de arreglar problemas.

guasíbilis desea (a vosotros y al mundo) un año lleno de sexo. Amor físico como bálsamo contra la que está cayendo, y contra la que queda por caer. Let’s get it on baby



4 comentarios:

Mycroft dijo...

Ya lo decía Lennon, love is the answer...

Anónimo dijo...

Y ya lo decía el País Semanal de este fin de semana: "me extraña que no se plantee la visión de que, aturdidos por tantas obligaciones, celebremos que al menos nos queda el sexo".

Ahí lo dicho, Viva San Fermín!!

iratxo dijo...

Handitzen handitzen
ari zait handitzen
txikia izanik
Asko maite zaitut
nik

(cancion de cuna popular. dice algo asi como: que grande se me ha puesto, el amor...)

Anónimo dijo...

El otro día uno llegó al curro, y con la cara envuelta en un halo místico me dijo: "Por fín he follao".