martes, 27 de enero de 2009

Maldita memoria

Había olvidado la belleza de Kate, sus pecas y su eterna huída hacia ninguna parte. La cara de puteao de Desmond, siempre metido en marrones, y su acento escocés a la hora de pronunciar la palabra mágica: “brodah”. Había olvidado la mirada de Jack en frente de un cuerpo inconsciente, sus manos de médico buscando un antídoto, su eterna voluntad de salvar la vida de los demás. Había olvidado la fuerza de Sayid, el torturador iraquí, su agilidad felina, sus ropas llenas de sangre. La inocencia de Hugo y su enorme cuerpo del yanqui que siempre elige el menú super size. La cicatriz de Locke, sus aires de suficiencia y su machete clavado en la carne caliente.

Había olvidado la ironía de Sawyer, sus apodos ofensivos y esa sensación que desprende de oler siempre a sudor, a salitre y a tierra. Había olvidado la psicología de Ben, sus ojos azules de rana, sus palabras envenenadas. Los labios de Juliet y su voz serena. Las finas maneras de Sun, su elegancia propia de la nobleza coreana.

Había olvidado los aviones cayendo del cielo, envueltos en llamas, arrancando vidas de cuajo. El azul del mar, que se extiende hasta donde alcanza la vista. El poder de la isla, sus puntos de encuentro, su poder hipnótico, la vegetación frondosa, los fantasmas que la habitan y la constante inquietud del que sabe que va a pasar algo, pero jamás puede aventurar el qué.

Había olvidado la sensación de claustrofobia, de soledad, de vacio, de necesidad de redención. El perverso halo de la muerte, acechando en cada esquina. Como el final de cada capítulo, sus cuatro malditas letras blancas planeando sobre un fondo negro y el irremediable síndrome de abstinencia.

Lost ha llegado a su quinta temporada y me tiene cogido por los huevos.

Había olvidado la sensación de placer. Nuevo capítulo el jueves. Volvemos a estar en el juego.

8 comentarios:

Mycroft dijo...

Cómo olvidar con una season premiere con tanto brío...ya sabe estamos atrapados.

lutxo dijo...

El tándem inaugural ha sido memorable, ya lo creo.

Ya sé que la atrapada es compartida en Micronesia. Para serte sincero, el texto está inspirado en unas líneas de un post tuyo: "la fé de Locke, de la determinación de Jack, de la valentía de Charlie, del homérico sentido del destino heroico de Desmond".

Creo que todavía nos esperan momentos muy grandes.

Un saludo!

iratxo dijo...

fffffffffffffffffffff... POM!!!

Anónimo dijo...

La serie ha comenzado una deriva que nada bueno nos ha de deparar. No voy a ser ingrato con tantas horas de entretenimiento vanal con el que disfrutado como un cerdo en el barro. En mi opnión en único personaje que vale la pena de las serie es Ethan. Los demás no valen para nada.
Un abrazo!!
Demian.

lutxo dijo...

Como puedes imaginar, querido Demian, no puedo estar más en desacuerdo contigo. PErsonalmente, la season finale de la cuarta me dejó un poco frío. Pero reconozco que era muy, muy difícil igualar la imagen del Jack barbudo del final de la tercera. PEro esta quinta ha empezado de una forma frenética.

Todo lo que está pasando ahora dentro y fuera de la isla, el que los guionistas puedan haberse librado (por fin) del lastre de los flashbacks más anodinos y el plantel de personajes que todavía quedan vivos me la pone muy morcillona.

Y que conste que te respeto tu amor incondicional por Ethan, un personaje más terciario que secundario. Pero mientras viva Sayid Jarrá, para mí habrá esperanza en Perdidos.

Un abrazo, compañero!!

iratxo dijo...

y que viva la madre que parió a Locke!!! Lo siento Maitetxu, a mi siempre me gustó y siempre me gustará. No está tan bueno como Sayid, pero es el puto amo. Ethan? Si es feísimo!!! pero oye, pa gustos... voy a por el tercer capitulo... txantxantxantxan...

Anónimo dijo...

Grandísimo Lutxo!!!!

Nunca debimos de dejar aquella maldita isla!!!

Ya tienes un nuevo seguidor de tu blog!! Y eso sin ver el especial Afuuuuu!!! ;)

John Locke forever ;)

Esto es solo el principio.

Besos y abrazos! y a ver kunado nos visitas de nuevo guapo!!

El indigente a la guitarra.

lutxo dijo...

coño, entonces serás mr. Peluko!!

un placer que te dejes caer por aquí, muchacho.

sólo un par de cosas:

parece mentira que la última vez que hablamos de perdidos, yo no le había visto las barbas de jack...

y, con esto te quiero decir, que sí que va siendo hora de que os haga una visita. para dar un besín al pozo, reñir un poco con igor y dejarme la piel en un concierto de afú (de una puta vez), pero ya sabes que baraño me pilla un poco lejos ahora. espero que si el marti planea alguna incursión barañainga a galiza tú también te dejes liar.

y la otra cosa, nunca debimos dejar esa jodida isla

AFÚÚÚÚÚÚÚÚÚ!!!!!!!

besarkada handi bat, kompai!