jueves, 14 de agosto de 2008

Verano


Como en aquel tebeo, le pregunté a mi amigo Iosu (habitual comentarista anónimo de este circo) qué hora era y él me respondió “verano”. Me he echado a la carretera con una bolsa a la espalda y unos cuantos colegas, y hemos sudado las autopistas, las pistas de baile de las fiestas de los pueblos, las playas y las montañas. Este verano, como otros en otras orillas, he querido que el viaje sea el leit motiv estival. Pero al comulgar con el ejemplo, he dejado desatendidos mis escritos virtuales. La sabiduría y los garabatos de mis odiseas han ido a parar a mi cuaderno Moleskine, y creo que aunque quisiera, no podría traducir aquí la emoción de la tinta negra sobre el papel.

Los mejores viajes son los que se hacen casi por sorpresa. En uno de los comentarios de este blog, iratxo me dijo que quedaba una bala en la recámara del verano. Así que mañana zarpo hasta Gernika, capital indiscutible de EuSKAlegría este fin de semana, para ver a los míticos Skatalites, las raíces del árbol genealógico de la mitad de la música contemporánea.

Lo mejor que te puede pasar cuando acaba un viaje es encontrar deprisa otro destino.

La música del post la pone Desmond Dekker, que también es jamaicano, pero que nunca formó parte de los Skatalites. Es la canción de mis viajes de estos últimos días de verano. Que la disfruten, por lo menos, la centésima parte de lo que yo la he disfrutado.

Muchos besos y abrazos.

1 comentario:

iratxo dijo...

freedomSka!!!